jueves, 4 de enero de 2007

Anton Chejov


"Los hombres inteligentes quieren aprender; los demás enseñar."


7 comentarios:

Poly dijo...

Yo estoy frito, ando en los dos lados, ¿que sere?

Mucha felcicidades para ti y tu familia hoy y siempre en este nuevo 2007

Poly

BELMAR dijo...

(...)



Aquí te dejo el texto completo de la cita autoreferente...



EN UN PRINCIPIO ERA EL VERBO Y LA POESÍA PARIÓ DE SU PRIMER LATIDO

Música sobre el lecho de la noche;
fuego endurecido hasta el límite de los astros.
El aire consumiendo las palabras
como disparo rokhiano sobre la eternidad:
húmedo y goteando sobre las paredes,
ahogado por sogas metafísicas,
mojado como la pasión entre los labios.

Cada letra excitada como flor
en su primera primavera. La armonía
acariciando el silencio del sepulcro,
del óbito enorme como chaqueta deshilachada.
El leñador -amo de las sombras-
bebe del canelo, sueña con rojos alerces.

Entre tormenta y espanto,
entre promesa e invierno,
la poesía del Poema Infinito
nace desde los cabellos del Ángel Caído,
descifrando su oráculo y sus aguas sibilinas.



Belmar.-

giovanni dijo...

Me encanta tu blog. He leído y visto todo aquí, en este rinconcito para charlar, y me gustó sobre todo lo que escribiste sobre Piazzola y su adiós a nonino. Mi abuela era italiana, tal vez por eso me emociono fácilmente.
Tu otro blog, "A Ernesto", también me gusta. Hoy escribí en mi blog sobre un otro Ernesto y el "comentario" de mi hija me hizo llorar. Soy llorón, parece.
Saludos desde Ámsterdam

MiNe dijo...

Hombres, hombres.. asi son.. lo quieren todo.. Un beso :D

historia dijo...

la inteligencia!!!! que gran tema!!!!!!

yo soy parte de los que queremos aprender, de enseñar me queda la vida entera....¡imagino que HOMBRE significa "todos nosotros", no sólo el sexo masculio!...yo por lo menos lo entendí así........


muchos saludos,

historia dijo...

MASCULINO QUISE DECIR!!!....
Sorry,

Anónimo dijo...

Te invito a ver un corto amateur basado en un cuento de Chejov:

http://7potosi.blogspot.com/search/label/El%20talento