sábado, 21 de julio de 2007

Roberto Fontanarrosa: El Adiós a un grande






Es muy difícil encontrar la palabras adecuadas para despedir a un grande como lo fue Roberto Fontanarrosa.
Hombre del humor gráfico, su característico tono sarcástico llegaba hasta la acidez...
Nos acompañó en las tiras cómicas junto al diario y al café...
Generacionalmente perteneció al segmento más rico de la historia política argentina, no por lo buena, sino por lo heterogénea, y siempre mantuvo esa esencia nuestra de la queja con gracia, que tanto nos define...
Uno de sus personajes más resonantes "Mendieta" con su famosa frase:
"¡Qué lo parió!" viene a tono en este momento...
Podemos decir que ha marcado una época y que nos aportó, en momentos muy aciagos, una mirada contenedora que no olvidaremos.

9 comentarios:

Senén dijo...

El negro, justo el negro. Tanta mierda por alli viva y muy cuidada hasta el último dia de sus tétricas vidas, y ahora se nos va Fontanarrosa, y con el toda su familia, que era nuestra familia.
La realidad duele y muchas veces nos parece injusta.
Pero es lo que hay.
¡Que lo parió!
Saludos amiga
Senén

María Inés dijo...

Senén:
Es tal cual como lo expresás...
Seguramente quiero creer que hay un plan divino superior a nuestro entendimiento que da la razón a estas cosas, pero... quitarle el lápiz por esa puta enfermedad a un hombre como el negro...
Me parece una cagada, es como dejar un cuerpo sin alma...
No sé...
Estoy muy sentida...
De cualquier manera tuvo entereza hasta el final...
Abrazos

BELMAR dijo...




"Una pesada neblina comienza a enturbiar la luminosidad de la mañana. Los dioses empiezan a perder su lozanía y una vejez prematura y dolorosa asoma a sus semblantes. Marchitan y palidecen; pierden el vigor, y los atributos de su fuerza y poder caen de sus manos. En las ramas, las manzanas divinas empiezan a perder su frescura y pronto han de caer como las hojas."

(De "El Anillo del Nibelungo", Richard Wagner)


BELMAR

Ena Lopez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ena Lopez dijo...

Hola, Maria Ines, esa frase ya la habia escuchado, pero no sabia cual era la historia.

Un beso desde El Salvador y gracias por visitar mi calle.

Leyla dijo...

Siempre aprendo un poco mas, muy hermoso homenaje!!
:D

Altamira dijo...

De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro.
Roberto Fontanarrosa
Chau Negro, hasta el reencuentro!!!

Gracias Mines por el homenaje!!!

María Inés dijo...

¡¡¡¡HASTA EL REENCUENTRO!!!!!!!!

Azul caleidoscopio dijo...

Que sentidas tus palabras, Ma Ines. Siento mucho lo de Fontanarrosa, pero hay gente que nunca muere. Un beso.